jueves, 11 de diciembre de 2008

El mouse cumple 40 años

EFE

Hace cuarenta años el ratón dejó de ser un animal para ingresar a la informática. Fue ideado por Douglas Engelbart y construido por William English.

El primer ejemplar, de madera y con un solo botón, fue presentado en el Civic Auditorium de San Francisco durante la Conferencia de Otoño de Empresas de Informática y tenía un nombre oficial X-Y Position Indicator for a Display System (Indicador de posición de X-Y para un dispositivo de pantalla), aunque el cable que lo conectaba al ordenador y su tamaño le condenaron a llamarse ratón.

Por ponerle en contacto con una herramienta tan cotidiana, el ratón es el nuevo mejor amigo del hombre, aunque muchos de estos “animales de compañía”, gracias a la tecnología inalámbrica, ya no tienen “cola”, corretean por encima de una alfombrilla e incluso se reducen a una pantalla táctil.

En 1968, a pesar de que las funciones eran, en esencia, las mismas, estaban al servicio de un proyecto mayor: A Research Center for Augmenting Human Intellect (Un centro de investigación para aumentar el intelecto humano) era el nombre del proyecto global presentado en aquella conferencia.

Engelbart y English fueron prácticamente pioneros en utilizar la palabra “interacción” tal y como se entiende y el primero de ellos, no en vano, era una de las cabezas visibles de otro proyecto revolucionario: ARPA, considerado el antecedente de internet.

“En el Instituto de Investigación Stanford —en el que ambos trabajaban— estamos desarrollando un laboratorio experimental sobre una computadora multiconsola interactiva (...) para demostrar cómo pueden ayudar estos aparatos al aumento de la capacidad intelectual”, explicaban hace cuarenta años, según la página web del Bootstrap Institute, que Engelbart fundó en el año 1989.

Este (entonces no tan pequeño) periférico venía a sustituir al lápiz-puntero y al joystick. “Según los experimentos, es más rápido y preciso que los métodos anteriores”, más preciso y menos cansino, especificaron en su presentación oficial.

Pero todo invento necesita su cazatalentos y, como viene siendo habitual en los últimos años, fue Apple —más en concreto sus fundadores, Steve Jobs y Jef Raskin— la empresa que vio, ya en 1979, el filón del “simpático” ratón como catalizador de la democratización de la informática.

Por sólo 40 mil dólares se hicieron con la patente del invento, que el Stanford Reseach Institute había tenido durante más de diez años sin sacar especial rendimiento.

Y así, la empresa de la manzana lanzó en 1981 la primera computadora con ratón (ahora sí, de dos botones) incluido: la Xerox Star 8010.

Desde entonces, la evolución ha sido exponencial y el ratón del ordenador es el más famoso desde Mickey Mouse. La vida ya no es coser y cantar, sino cortar y pegar. Seleccionar, arrastrar y cliquear.

Sólo queda preguntarse, ¿será este ratón una especie en extinción? Todavía con la hegemonía pese al envite de la pantalla táctil, el cine propuso en “Minority Report” (1999) el manejo manual del puntero y el iPhone lo puso en práctica.

También tendrá que luchar en el futuro por la posibilidad de mover el puntero con los ojos —que hace un año inventó, precisamente, la Universidad de Stanford—, con los gestos —el controlador Mgestyk— o una versión sofisticada del mando a distancia, como ya se usa en las videoconsolas.

No hay comentarios: