jueves, 15 de enero de 2009

Recupera Slim Helú el control de su dirección electrónica en internet

Un dominio con el nombre del empresario fue dado de alta por un residente de Indonesia
Ahmad Rusli, propuso transferir el control del sitio al empresario mexicano a cambio de multimillonarias cantidades de dinero


El Financiero - Dallas, 14 de enero .- El empresario mexicano Carlos Slim Helú logró por la vía legal y en forma gratuita recuperar el dominio de internet que había sido registrado con su nombre por un residente de Indonesia con la intención de vendérselo por 55 millones de dólares.

El Centro de Mediación y Arbitraje de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (WIPO), una agencia dependiente de Naciones Unidas con sede en Ginebra, Suiza, dio a conocer este miércoles el fallo favorable a Slim Helú, el segundo hombre más rico del mundo.

La agencia dictaminó que el dominio (dirección electrónica) www.carlosslimhelu.com había sido registrado y utilizado por el indonesio Ahmad Rusli, "en mala fe, sin derechos ni intereses legítimos" relativos a ese nombre.

Rusli, un residente de Yakarta, Indonesia, se dedica a registrar direcciones de internet de personas o marcas famosas, para luego tratar de vendérselos a los interesados, mediante la red, en una práctica conocida en inglés como "Cybersquatting".

La palabra se deriva del término "squatting", el acto de ocupar un espacio abandonado o vacío, que el ocupante no posee ni renta.

La práctica fue muy popular en la década de los años 90, cuando se comenzaron a registrar millones de direcciones electrónicas en internet.

Rusli, quien opera el sitio "www.ruslicyber.com", se califica como proveedor de dominios y asegura que puede ayudar a las personas a obtener el registro que requieren para su dirección electrónica.

En la queja interpuesta ante la WIPO en noviembre pasado por Inmobiliaria Carso, una de las compañías de Slim Helú, se argumenta que Rusli propuso transferir el control del dominio al empresario mexicano a cambio de multimillonarias cantidades de dinero.

Rusli propuso primero en diciembre de 2007 venderlo por 50 millones de dólares, luego en marzo de 2008 por 10 millones de dólares y de nuevo en mayo de 2008 por 55 millones de dólares.

En la queja se afirma que ante la falta de respuesta a sus ofrecimientos, Rusli amenazó incluso con direccionar el nombre de la dirección electrónica a un sitio de pornografía.

En su defensa ante la WIPO, Rusli informó que sólo deseaba proteger la dirección electrónica para Slim Helú, y que sus amenazas habían sido para tratar de obtener la atención del multimillonario mexicano.

Rusli declaró que las cantidades de dinero requeridas para ceder el control del dominio solo fueron "parámetros básicos", pero nunca se recibió una respuesta para discutir la cantidad.

No hay comentarios: